Después de todo lo vivido, nada ha cambiado. Creemos entonces que la base era buena, y por tanto, nuestra filosofía era y es la correcta.
 
En Prodigy aceptamos la derrota. En la vida está siempre presente y es muy necesaria para disfrutar la victoria como es debido. Somos fieles al compañero y defensores del compañerismo. Logramos que el camino hacia el éxito sea cosa de equipo, nada de individualismos, puesto que ese trayecto es lo que ganamos, es lo que queda.
 
Seguimos caminando juntos, seguimos llegando lejos, seguimos disfrutando nuestra aventura.
 
Eso es Prodigy.

Prodigy equipo